miércoles, 27 de noviembre de 2013

lunes, 25 de noviembre de 2013

ESTAMOS HARTOS








fragmento de El Grito de Edvard Munch



Hablo poco de política — procuro no aburrir ni aburrirme, pero de tanto bandearnos entre la estupefacción y el tedio, llega un momento en que todos necesitamos gritar algo, a modo de quejido, desahogo, protesta o catarsis, qué sé yo.
Hay que vivir sin rencor, que es la única forma de vivir, pero no podemos evitar sentir repugnancia, vergüenza, rabia, impotencia, humillación. Lo que está ocurriendo en España es incalificable, la falta de decencia de la clase política es más propia de una dictadura del tercer mundo. 
Se nos dinamitó la confianza en todas las instituciones, todo son tramas, estafas, embustes, tomaduras de pelo, en poco tiempo se han defraudado millones de euros en un país de pobres, y en medio de este cataclismo se parchea una Ley de Transparencia claramente "mejorable", según la Organización de Transparencia Internacional. El cinismo de los que nos gobiernan y han gobernado es demoledor, la corrupción que venía cociéndose hace años sin salir a la luz, desconcierta y preocupa: ¿en qué manos estamos y hemos estado?
Sospecho que la tolerancia entre políticos no tiene límites, que se tapan los unos a los otros y que han sido las redes sociales, al abrigo o no del anonimato, las que han destapado la Caja de Pandora y están ayudando a ventilar este país que apesta. 


óleo de Marianne von Werefkin

viernes, 22 de noviembre de 2013

martes, 19 de noviembre de 2013

LA NEGRA SOMBRA DEL MIEDO







óleo de Bernard Buffet


El miedo a lo desconocido, atávico y absurdo, nos impide disfrutar de lo que tenemos. Somos nuestros miedos, que nos atrapan, nos corroen y consumen, que se confabulan para que sintamos la vida como un lugar peligroso, un riesgo permanente donde no hay que bajar la guardia y vivir confiado jamás. 
Algunos miedos son los mismos que nos vienen angustiando desde el australopithecus, otros varían con las épocas y van surgiendo con las circunstancias, como el pánico reciente a la autodestrucción, al final de la especie humana.
El miedo paraliza, lo tiñe todo de negro, solo presta atención a las cosas malas, es demoledor y angustioso. La selva quedó atrás, de nada sirve abrir los ojos como platos para aumentar el campo de visión o que el corazón bombee a cien por hora preparándonos para la huida: el peligro más letal ya no son las fieras o las tormentas, es la soledad, la injusticia, la miseria, la estupidez, la maldad... tantas cosas.
Con la experiencia se va perdiendo el miedo al miedo, plantando cara a la vida y a la muerte para poder gozar el momento, que es la única forma de gozar. 



óleo de Erik Werenskiold


jueves, 14 de noviembre de 2013

martes, 12 de noviembre de 2013

LADRONES DE PRIMERA Y DE SEGUNDA







óleo de Ramón Casas



No es lo mismo ser un pringao y robar para comer que tener fuste y ser un amoral, robar muchos millones para ser cada vez más rico: no es lo mismo ser que parecer, señalarse que señalar, mirarse que mirar, exigirse que exigir, hacer que criticar.
No es lo mismo opinar que imponer, trabajar que mandar, informar que mentir; no es lo mismo coleccionar arte que ser un artista, no es lo mismo un pájaro que cien, ser gris que ser de colores, ser sombra que ser luz, ser maleza que ser trigo, ser manso que ser visceral, ser malo que ser bueno, ser cobarde que ser valiente, oírse que escuchar, amarse que amar, ofender que sonreír, ser piedra que ser río........

" Algún día te encontrarás a tí mismo, y esa puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."
 Pablo Neruda


óleo de Michael Ancher

jueves, 7 de noviembre de 2013

martes, 5 de noviembre de 2013

OPINIONES DE UN PAYASO






óleo de Valentín Thibon de Libian



Como libro imprescindible entre mis lecturas favoritas, me apetece comentareste libro, pero no encuentro mejor forma que transcribiendo algunos párrafos — pocos porque debo ser breve: mejor eso que hablar de lo que todos sabemos de la obra, de la melancolía y la ternura de un payaso irrepetible, arruinado física, material y emocionalmente a sus 27 años, que una tarde sin perspectivas ningunas se pone a repasar su vida al lado de personas queridas y detestadas, mientras les comunica, entre la amargura y el desparpajo, que necesita dinero, y mientras comprueba como todas le dejan en la estacada, por unas razones o por otras. 
Hans es tan solo un artista, puro, incontaminado, que vive para su arte y para el amor a María, la cual acaba de abandonarlo por un católico para no vivir en pecado.
Se nos presenta la triste realidad de un tiempo oscuro de la posguerra de la Alemania Federal, donde Henrich Böll manifiesta como en toda su obra una tolerancia cero con la perversión de las doctrinas cristianas, que nada tienen que ver con esa auténtica religión ni con la hipocresía con que unos pocos manejan el poder a base de criterios de dudosa ética, elásticos según a quién se aplican, poniendo parches a unas heridas aún abiertas y utilizando eufemismos para no llamar a las cosas por su nombre. 
Todo lo contrario de la verdad llena de ironía y ternura del payaso Schnier, perteneciente a una importante familia de oscura trayectoria:

" Uno de mis números se titula: la partida y la llegada, una larga pantomina en la cual el espectador acaba confundiendo la llegada con la partida."

" En un intervalo de cinco años se alcanza un ritmo con escasas posibilidades de variación, que de ordinario se puede tomar como una cierta armonía interior."

" Tengo que divertirme con lo que hago, si me aburro de mí mismo me pongo enfermo".

" Cuando se empieza a tomar por artista a los temperamentos artísticos, surgen los más irritantes equívocos.Una cosa es indudable, que un coleccionista de arte no es un artista."

" Que los críticos critiquen no es malo, sino que para sí mismos pierdan el sentido crítico y del humor".

" Estaban conmovidos por todo aquél arrepentimiento y aquella adhesión a bombo y platillo al credo democrático. No comprendían que el secreto del horror residía en los detalles."

" Pensé en las incontables muchachas cuyo destino es hacerlo sin tener ganas, o bien por dinero con tipos como Kalick, o gratis con su marido."

"Los momentos hay que dejarlos pasar, nunca repetirlos".

" Solo me quedan la jaqueca y la melancolía, pero me son tan familiares como el pensamiento de la muerte."

" Tendido en la bañera pensaba en Marie. Cuantas veces desayunamos juntos, con pobreza y con opulencia, precipitadamente y sin prisas, muy temprano por la mañana, tarde a medio día, con mucha mermelada y sin ninguna."
 (Opiniones de un Payaso)




óleo de Paul Gauguin

viernes, 1 de noviembre de 2013