lunes, 30 de junio de 2014

AYER Y HOY








obra de Laura Knight


Dice Javier Cercas que Llovet, pero también Hylland Eriksey, Zygmunt o él mismo, creen que hoy a la mayoría de la gente el pasado le interesa muy poco, que no hay tiempo para mirar hacia atrás, como si el presente fuese autónomo y nada tuviese que ver con lo anterior, tanto en lo que ocurre con los pueblos como a nivel personal.
Lo malo es que si no hacemos las preguntas no encontramos las respuestas, que si no fuera por lo que se va viendo y aprendiendo a lo largo del camino, sería aun mas difícil soportar los desmanes tan miserables del presente, donde algunos están empezando su andadura en un mundo de colores, pero muchos otros se están derrumbando en alguna parte ahora mismo.
Cada página de una historia va justificando la que viene a continuación, nada ocurre de repente, todo lleva un tiempo fraguándose, ya sea un tsunami en el Pacífico o una tormenta en el alma.
Los momentos que nos atrapan, los que nunca se olvidan, son los que nos permiten asumir toda la dimensión del gozo y del dolor, y cuando llegamos a viejos somos lo que fuimos, no se puede desacontecer lo que aconteció, y por poco que rasquemos, el ayer sale luego a flote. 
Nos conviene estar prevenidos siempre, porque por desgracia cuando algo del pasado vuelve, casi nunca es para bien.


obra de John Brack

viernes, 20 de junio de 2014

sábado, 14 de junio de 2014

EL AMOR









obra de Frederick Cayley Robinson




Cuando un vendaval recorre nuestra vida tranquila y sencilla, los días se convierten en una montaña rusa de emociones y hay muchas cosas que nos agitan la cabeza y el corazón, cosas tan esenciales como quién somos de verdad, qué tenemos, qué vale la pena, de qué somos capaces, donde están los límites de lo que podemos y de lo que queremos poder, cuanto queremos a quién queremos, cuanto nos quieren los que nos quieren, donde reside el verdadero sentido de nuestra frágil existencia, donde buscarnos, donde encontrarnos, porqué amando a veces se sufre a veces se goza.
La capacidad de sufrir es proporcional a la de amar, quién no ama no sufre, pero es el mundo de los afectos el que da más sentido a la aventura existencial, tan frágil y compleja.
Más tarde, cuando notamos que la tormenta va amainando sin dejar destrozos irreparables y que puede volver el sosiego todavía, es hora de hacer balance de todo lo que hemos aprendido.



obra de Anne François Louis Janmot

domingo, 8 de junio de 2014

martes, 3 de junio de 2014

SEM REI NEM ROCK













Que cada um
Cheio de si
Que como tu
Ficasse aqui
Para sempre
Que cada um
Bem lá no fundo
Que como tu
Quisesse o mundo
Diferente
Que cada um amasse um milhão de gente
E não morresse de repente
Que cada um
De qualquer jeito
Abrisse o peito
Transparente
Que cada um
Só uma vez
Que como tu
Fez porque fez
Independente
Que cada um amasse um milhão de gente
E não morresse de repente.
(Secos & Molhados)