lunes, 2 de enero de 2017

AIRES DE LIBERTAD






obra de Francine Van Hove



Desde que en Occidente el divorcio se ha extendido como una mancha de aceite, produce un cierto asombro oír hablar del cónyuge respectivo con un victimismo agresivo, algunas veces con saña, y seguir siendo su pareja. 
Igualmente la soltería va alargando su sombra por encima de los atávicos prejuicios de tiempos idos, de modo que hoy ser soltero por vocación (¡que no por obligación!), ya no está mal visto, sino todo lo contrario: a veces son admiradas las personas a las que les va más su soledad voluntaria que una compañía que acabe por ser una atadura. Los solteros recalcitrantes, esos que no consiguen sentirse cómodos estando durante mucho tiempo con la misma pareja, suelen ser personas que tampoco tienen vocación de tener descendencia, que cuidan su autonomía económica y no temen en ningún momento estar solos consigo mismos. Con vidas interiores por lo general ricas y un buen pasar sin agobios ni estrecheces, tienden a acabar siempre "en el punto de partida", que no es otro que su rincón, sus gustos, sus placeres personales, su rutina sosegada, sus sus, y lo más importante para ellos: poder seguir soñando...
Luego están, por un lado, las personas felizmente casadas y por otro, igual de respetable, esas que no encuentran quién apueste por ellas más que un rato o las que nunca tuvieron la dicha de oír un Te Quiero.
¡FELIZ 2017 A TODOS!



2 comentarios:

  1. Muy bien! E digo: Te quiero, apesar de não te referires a este tipo de "te quiero", de amizade. Tudo muito difícil e complicado, sobretudo porque nos agarramos ao como era dantes e não conseguimos 'abrir' as perspectivas para o que é hoje!Seja como for, buenos los ayres de libertad!~
    Bom Ano ! A imagem é muito doce...

    ResponderEliminar
  2. Acho estranho não ver aqui o meu comentário. Será que não 'partiu'? Pu-lo há uns dois dias talvez. Ou então não tens cá vindo. O que dizia? Gosto do que 'pensas' em voz alta, sigo-te e em certas coisas aproximamo-nos muito.
    Aqui senti a frase terrível com que terminas: "Las que no encuentran quién apueste por ellas más que un rato o las que nunca tuvieron la dicha de oír un Te Quiero". Será doloroso. E hoje talvez exista mais esse sentimento de 'não apostar' muito, porque a vida é já uma aposta tremenda para eles. Não sei se conseguimos compreendê-los. Não sei sequer se conseguimos compreender-nos a nós...
    Um beijinho e bom ano 2017! Cheio de coisas boas!

    ResponderEliminar