martes, 31 de enero de 2017

TAL VEZ REIR






obra de Felix Valloton



"Nunca he visto un fanático con sentido del humor, ni a nadie con sentido del humor que sea fanático", palabras de Amos Oz.  
Cuando escuchaba hace tan solo once días que parecen una eternidad, el discurso de investidura de Trump y todas aquellas perlas que soltó y seguirá soltando mientras le dejen, me venían a la mente personajes caricaturescos de Charles Chaplin, Woody Allen o así. ¡Benditos los humoristas!
Lo peligroso de algunas malas comedias es cuando una mayoría no es capaz de distinguir entre la realidad y la bazofia, la honradez y la impostura. Me pregunto si el partido republicano estadounidense se equivocó de candidato por falta de criterio o si se dejó vender a cambio de mucho dinero.
" Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota. Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota", dijo Groucho Marx.
A la larga, el humor inteligente es la mejor arma de demolición masiva que funciona con tipos autoritarios y burros.
"La diferencia entre estupidez y genialidad, es que la genialidad tiene sus límites", dijo Einstein.
Y digo yo, que no entiendo nada, como es posible que en el mundo civilizado haya tanta gente incivilizada y tanta otra que sigue dejándose engañar como siempre. 

miércoles, 18 de enero de 2017

MANIPULACIÓN





obra de John Colin McCahon




La gran mayoría de nosotros hemos sido siempre manipulados a lo largo de la Historia, grandes manipulados y a la vez pequeños manipuladores, de mayor o menor recorrido según circunstancias,
a gran escala o de forma solapada.   
Con cierta frecuencia se soporta un chantaje a cambio de alguna compensación que valga la pena, que es lo que viene llamándose hacer el tonto, o sea, utilizar interiormente la consabida fórmula "cuando tu vas yo ya he venido, pero da igual"...
Intenta manipularnos la estupidez con poder, la mediocridad disfrazada de talento, la falsa bondad, el falso amor, los falsos halagos y por supuesto la mentira, descarada o encubierta.
Se juega con la necesidad que tenemos todos de creer en algo y en alguien, de sentirnos valorados y queridos de vez en cuando — pero en un juego limpio, ojo, a pecho descubierto, sin las cartas marcadas.
Ya lo dijo Gandhi:"El que quiera ser amado, que ame". 
Y el que quiera ser respetado, que respete.   



lunes, 2 de enero de 2017

AIRES DE LIBERTAD






obra de Francine Van Hove



Desde que en Occidente el divorcio se ha extendido como una mancha de aceite, produce un cierto asombro oír hablar del cónyuge respectivo con un victimismo agresivo, algunas veces con saña, y seguir siendo su pareja. 
Igualmente la soltería va alargando su sombra por encima de los atávicos prejuicios de tiempos idos, de modo que hoy ser soltero por vocación (¡que no por obligación!), ya no está mal visto, sino todo lo contrario: a veces son admiradas las personas a las que les va más su soledad voluntaria que una compañía que acabe por ser una atadura. Los solteros recalcitrantes, esos que no consiguen sentirse cómodos estando durante mucho tiempo con la misma pareja, suelen ser personas que tampoco tienen vocación de tener descendencia, que cuidan su autonomía económica y no temen en ningún momento estar solos consigo mismos. Con vidas interiores por lo general ricas y un buen pasar sin agobios ni estrecheces, tienden a acabar siempre "en el punto de partida", que no es otro que su rincón, sus gustos, sus placeres personales, su rutina sosegada, sus sus, y lo más importante para ellos: poder seguir soñando...
Luego están, por un lado, las personas felizmente casadas y por otro, igual de respetable, esas que no encuentran quién apueste por ellas más que un rato o las que nunca tuvieron la dicha de oír un Te Quiero.
¡FELIZ 2017 A TODOS!