viernes, 13 de mayo de 2016

HERMANOS








obra de Juan de Prey



Cuando se ha cambiado muchas veces de lugar, de país, de amigos, de costumbres, de lengua y hasta de nombre, puede llegar un momento, allá por el final de la función, en que los hermanos sean el único referente de una trayectoria completa. Para los amigos que se han sucedido, hemos llegado ya hechos, para los hijos siempre fuimos mayores y para los nietos siempre fuimos viejos: por eso puede ocurrir que solo ante un hermano nos sintamos "totales", si hemos crecido juntos, con los mismos juegos, los mismos sueños bajo las mismas sábanas, la misma inocencia, los mismos remotos horizontes, el mismo pueblo, el mismo castillo, el mismo río. Y ahora el mismo invierno. 
Todo un curriculum paralelo que nos permite sentir lo que somos pero también lo que fuimos, personas enteras, no a trozos, con una infancia, una juventud y una madurez bajo la piel flácida y ajada.
Sí, nosotros, nuestra vida, nuestra pequeña historia, nuestra esencia. Cada uno con la suya y sus hermanos...



óleo de Edvard Munch (dedicado a mis dos hermanas)






4 comentarios:

  1. É exactamente assim!
    Gostei das pinturas escolhidas:)
    Um beijinho e um bom finde!

    ResponderEliminar
  2. Este Munch é um sonho de poesia... Pois é, é isso. Aconteceu-me o mesmo, pensar que há um mundo para trás que deixou a sua 'marca' indelével....
    Beijinhos, hermana amiga!

    ResponderEliminar
  3. Crescemos juntas num ambiente familiar fantástico. Os condicionalismos da vida separaram-nos fisicamente mas é como tu dizes os laços de sangue são muito fortese à medida que os filhos e os netos vão seguindo o seu rumo, tal como nós já o fizemos, sabe bem pensar que há alguém que está sempre presente: as irmãs. Obrigada pela dedicatória dessa pintura tão apropriada ao texto ( como sempre, aliás). Um beijo da tua irmã Tói

    ResponderEliminar