sábado, 6 de octubre de 2012

A ROMA CON AMOR










El viejo zorro neoyorquino que solo hace lo que quiere y el cine que le da la gana, vuelve a brindarnos desde Roma, a sus espléndidos 76 años, su forma peculiar de hacer películas que tanto nos gusta a muchos, su fina ironía, su sensibilidad a la belleza y a la elegancia, su sutil psicología, sus reflexiones agudas y socarronas — y para guinda del pastel, interviene como actor.
El creador de Annie Hall viene disfrutando hace años de la vieja Europa a la vez que no deja de trabajar para conjurar a la vejez, y en una Roma ideal y cautivadora urde cuatro divertidas historias muy definidas y esquemáticas, cuatro situaciones esenciales en clave de humor con estadounidenses de paso e italianos en su ciudad, interpretadas por un plantel de artistas internacionales de primera línea. 
Un histriónico guardia de tráfico nos introduce en esas distintas vidas donde asoman sus temas favoritos, la fragilidad del amor, el paso del tiempo, el sinsentido de las cosas — pero con un toque latino, más lúdico y optimista sobre qué da el éxito comparado con el gris anonimato o el dinero comparado con las vidas anodinas, qué dan los entornos culturalmente intelectuales y qué da de sí el amor, el sexo o la vida.
La magnífica Ellen Page interpreta a una neurótica seudointelectual muy previsible que sabe lo justo para impresionar y seducir a quién no está ya de vuelta de todo como el arquitecto ( Alec Baldwin) o el propio Woody Allen, claro. 
Siempre vale la pena ver su cine, aprender sonriendo, escuchar buena música, disfrutar todo el tiempo de una perspicaz lucidez y buen gusto.




4 comentarios:

  1. É muito bonito não é? Por tudo, pelas histórias, pelos actores, pela bela Roma...
    Gostei imenso, como sempre os filmes do Woody Allen.
    Um beijinho grande

    ResponderEliminar
  2. También he ido a verla, como no. Me gustó más que la de Barcelona, donde no sacó partido a la ciudad y , a mi modo de ver, Bardém no hizo la interpretación que él mismo hubiese hecho del protagonista. La de Londres y Paris le salieron estupendas y esta también.Es un genio irrepetible, solo él es él. Ojalá siga haciendo cine muchos años.
    Que pase un feliz domingo,María, un abrazo de su amigo Manyel

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con: "...seudointelectual muy previsible que sabe lo justo para impresionar y seducir a quién no está de vuelta de todo"

    ResponderEliminar
  4. Estava à espera! Muito bem visto, irónico como Allen, como tu, como eu gosto!
    Claro que o velho "zorro" só faz o que quer e faz bem! Exactamente porque faz o que ele acha que é "dele" e não "serve" modas nem mercados! Ri-se dele e de todos nós com a ternura de quem compreende. Por isso gosto (gostamos) dele!
    (El viejo zorro neoyorquino que solo hace lo que quiere y el cine que le da la gana, vuelve a brindarnos desde Roma, a sus espléndidos 76 años, su forma peculiar de hacer películas que tanto nos gusta a muchos, su fina ironía,...!)
    Appunto!, como dizem os fratelli italianos: é isso mesmo!
    Termino com as tuas palavras: "Siempre vale la pena ver su cine, aprender sonriendo, escuchar buena música, disfrutar todo el tiempo de una perspicaz lucidez y buen gusto.!"
    E rio-me, a lembrar-me do filme!
    beijinhos

    ResponderEliminar