lunes, 1 de julio de 2019

TAL COMO SOMOS







obra de Moses Soyer




El lenguaje no verbal habla mucho de nosotros, incluso hay cosas que no parecen importantes y que son decisivas a la hora de retratarnos. Somos un amalgama, un conjunto, y desde la manera de arreglarnos al tipo de gafas o de coche, a la forma de estar en público, al tono de voz o como distribuimos los muebles, todo nos define. Sin embargo la verdadera y última esencia permanece oculta hasta para uno mismo, en realidad es bien poca la gente que se conoce a fondo, porque no interesa, no se sabe o no se quiere saber. Eso sí, acostumbramos ofrecer nuestra mejor interpretación, nuestros valores más idílicos y la imagen más sobredimensionada de la respectiva personalidad. En la vida como en las redes sociales...
Lo cierto es que detrás de una apariencia impecable que cumpla con todos los cánones de la educación, elegancia, honradez e encanto, puede esconderse un impresentable con la más seductora de las sonrisas, el tono de voz más melódico e incluso que ponga los sillones siempre cara al jardín, pero que lleve agazapado un ser frío y cruel, calculador, cínico, peligroso, incapaz de amar y así. Tampoco a los psicópatas se les notan anormalidades a simple vista.
Y lo contrario también ocurre: bajo la apariencia más anodina y desastrada puede esconderse un ser intelectualmente muy brillante o el alma muy blanca de una persona buena y sencilla.

"Vous êtes belles mais vous êtes vides. On ne peut pas mourir pour vous."  ( Le Petit Prince) 

1 comentario: