lunes, 3 de enero de 2011

ENTRE LA CIUDAD DEL SÍ Y LA CIUDAD DEL NO







obra de Edward Hopper




Ayer he tenido un mal día, uno de estos días que sin razón aparente son peores que los demás: me ahogaba en mi propia mediocridad, lo que bien mirado es un lujo, significa que no tengo que ahogarme en otros problemas... Al fin y al cabo mi mediocridad me ha acompañado siempre y hacemos buenas migas, ¡a estas alturas!
Ayer he tenido un día malo porque me puse a cabalgar tontamente entre lo sensato y la utopía, me dejé atrapar, dando vueltas sobre mí misma como en un cuarto sin ventana. Mi mundo se me hizo mezquino, pequeño y predecible, carente de emoción — un desencanto vital que me taladraba por dentro como una termita, sutil pero persistente.
Entonces escuché a Wagner para conjurar el desánimo, "El Ocaso de los Dioses", unas horas de buena música que me dejaron nueva. Como en una catarsis, noté que iba saliendo del pozo de mi desconsuelo y recuperaba la paz interior que necesito para seguir viviendo: poco a poco fui cambiando la tristeza por armonía y coherencia, corté el hilo que me tenía bailando al son de mi vulgaridad, la mía, mis fantasías, las mías, la culpa de sentirme prisionera, la mía.
Pero como la belleza nunca cansa, nunca defrauda, reconforta a veces echar mano de algo que roce lo sublime para reencontrarnos, cuando las palabras están más gastadas que los huesos...

...Mejor ir y venir hasta el fin de la vida

   entre la cuidad del sí y la ciudad del no.

                                       Evtushenko
                    




óleo de John William Waterhouse

2 comentarios:

  1. Minha amiga do coração! Aqui estou sempre.
    Tens o dom de dizer as coisas que penso tantas vezes e não digo. Há momentos assim, temos de vencê-los e, para isso, ajudam-nos os grandes... Da música, da pintura, da literatura: da Arte que sempre nos leva ao tal mundo ideal da beleza mais pura-eles que nos abrem a sua alma e nos ajudam!
    Também gosto muito do "anel dos Nibelungos".
    A vida não é justa e isso é horrível, tem razão Hawkins quando diz que "empezamos a crecer cuando aprendemos que la vida no es justa"...
    Mas tu falas das coisas simplesmente e, assim, ajudas os outros também...
    Gostei muito da tua ilustração do Waterhouse, um dos meus pintores -descoberto tardiamente, devo confessar...
    E,claro como dizes tu, vamos a isso : "ser auténticos, ser lúcidos y ser críticos, no dejarse llevar por el autoengaño o la autocomplacencia. Y amar, no consentir nunca que se nos seque el corazón. Como sea, ¡pero amar!"

    Bom ano e sempre bons anos, minha amiga!

    ResponderEliminar
  2. Vamos a isso! As amigas como tu fazem mais fácil a travessia.Beijinhos

    ResponderEliminar