sábado, 1 de octubre de 2011

LA CRISIS DE LAS CRISIS





óleo de Chagall

A veces vivimos momentos de plenitud cuando el mundo está patas arriba, y otras sin embargo es en el mundo que todo va como un reloj, corren tiempos de bonanza y progreso, los datos del PIB son inmejorables, pero es nuestra vida la que se está derrumbando, estamos padeciendo nuestra crisis particular, la que de verdad nos jode la vida. Si además se juntan las dos tormentas, la personal y la del mundo, entonces nos enfrentamos a la crisis de las crisis, a "la ola perfecta", a la madre de todas las crisis, como dirían los árabes...
¿Qué toro es más duro de torear, el que toreamos todos juntos, o ese que nos azota solo a nosotros, sin el consuelo de ninguna compañía?
Con los años y las sucesivas crisis, individuales y colectivas, vamos aprendiendo que la palabra significa eso: situación temporalmente complicada que implica cambios, mutaciones; que no tiene nada que ver con lo apocalíptico, que las crisis son inevitables y muchas veces necesarias, que mientras dura la vida duran los altibajos, que la vida es una noria, que después de las vacas gordas siempre vienen las flacas...
Por eso con los años sabemos relativizar y no ponernos nerviosos antes de tiempo, vivir los éxitos y los fracasos con la misma filosofía, la de la temporalidad de todas las cosas, sabiendo distinguir las que podemos solucionar de las que no dependen de nosotros, por más vueltas que les demos.
¿Si por el tamiz implacable del tiempo solo se va a colar lo que realmente tiene un interés universal, para qué tomar a pecho todas las insignificancias de lo cotidiano?
Con los años vamos aprendiendo que todos somos frágiles, quebradizos, dependientes, que el invierno solo es menos frío con el calor  de los afectos y las alegrías, que se envejece mejor cultivando la paciencia y la tolerancia, que la arrogancia es una de las emociones básicas del sufrimiento.
Ante las contrariedades del día a día, los pueblos orientales nos dan lecciones de fortaleza mental, de positivismo y de humildad. Las crisis, las de fuera y las de dentro, ponen a prueba nuestra capacidad de resistencia, nuestra inteligencia y sentido del humor, imprescindible en tiempos difíciles. Séneca consideraba destructivas todas las emociones que atentan contra la serenidad, algo que muy pocas veces ponderamos.
Lo que no podemos poner en cuestión es que, apesar de todos los desastres habidos hasta ahora, la humanidad no dejó de avanzar, hay menos miseria, menos injusticia, menos violencia, menos tiranía, menos abusos de poder, menos enfermedades, menos ejecuciones públicas, menos quema de inocentes en nombre de Dios: admitamos que de cada crisis sale algo bueno, y no permitamos nunca que en nombre de ninguna se pierdan conquistas sociales ya alcanzadas. 
Como dice el refrán, cuando el cielo se pone muy oscuro hace falta una gran tormenta para que vuelva a brillar el sol: ¡pero volverá a brillar!
Y mientras escampa, ya Horacio nos indicó la salida, hace más de dos mil años: CARPE DIEM.

Al vent, la cara al vent,
el cor al vent, las mans al vent,
els ulls al vent, al vent del món. 
---
                        (Canción de Raimon)



óleo de Botero

7 comentarios:

  1. Não há mal nem bem que sempre dure, e o tempo tudo cura.

    Um bom domingo

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con:"El invierno solo es menos frío con el calor de los afectos y las alegrías"

    ResponderEliminar
  3. YO pienso, María, que mientras nuestra propia vida no entre en barrena tenemos la obligación de sacarle todo el partido posible.
    La canción de Raimon es ya un clásico, y este cuadro de Botero que no conocía, me sacó una gran sonrisa, es genial.
    Siempre a sus pies, Manuel

    ResponderEliminar
  4. É melhor tourear o touro em companhia...
    Saber apanhar o nosso momento de força...
    Acho que o Séneca tinha razão, também acho "destructivas todas las emociones que atentan contra la serenidad" por isso o bom humor ou mesmo o humor negro me ajudaram sempre...
    E já agora o tal Horácio que não era nada parvo: "Carpe diem, quam minimum credula postero!" Acreditemos "um pouco só" (o mínimo...)no futuro.
    "O ontem passou, amanhã pode não chegar, vivamos o dia de hoje com intensidade e verdade, porque é o que temos". (Isto dizem os meus amigos judeus que percebem disso um pouco.)
    E já agora - para o teu domingo- e para a semana toda esta canção fabulosa:

    http://youtu.be/hHroxnp1h3E
    um beijo

    ResponderEliminar
  5. Estaremos sempre aí com você, algumas coisas são difíceis de aceitar e não podemos mesmo aceitar. Não sei do amanhã, hoje temos vc e vc nos tem.
    5 grandes bjs

    ResponderEliminar
  6. maria,

    deixamos um selo de muito obrigada a vc, é de coração, das 5.
    http://cozinhadosvurdons.blogspot.com/2011/10/conversas-na-cozinha-i-ano.html

    ResponderEliminar
  7. ¡Obrigada,Gracias a vosotros por traer calor a mi invierno!

    ResponderEliminar